defiende el enfoque de género

El cine navideño: emoción y consumismo

Un repaso a las películas clásicas por estas fechas

Publicado: 2014-12-12

Nieve, coloridos regalos, emotivos reencuentros familiares, y por supuesto Santa Claus, son algunas de las características de las películas realizadas para exaltar la Navidad. Existen muy pocas, sin embargo, que van al fondo del asunto, y tocan el tema del nacimiento de Jesucristo, como referente del amor y la paz entre los seres humanos. El tema, sin duda alguna, es absolutamente comercial. 

Pasemos revista a los clásicos cinematográficos más importantes por estas fechas. El preferido, pese a sus casi 70 años de realizado es “Qué Bello es Vivir” de Frank Capra, que cuenta la historia de un joven con muchas ambiciones pero que se queda en su pequeño pueblo, frustrado con un trabajo que no quiere, y sin poder mantener a su familia. En vísperas de la Nochebuena decide suicidarse, pero es detenido por un ángel que aún no consigue sus alas, que le regresa el optimismo. Fue estelarizada por James Stewart, Donna Reed, Lionel Barrymore, Thomas Mitchell, Henry Travers y Gloria Grahame.

“Milagro en la Calle 34” (1947) de George Seaton (conocida también como “De Ilusión También se Vive”) es un conmovedor producto que gira en torno a un simpático anciano contratado por unos grandes almacenes para personificar a Santa Claus en época navideña, y su relación con la hija de la encargada de relaciones públicas de la tienda, una niña que descubre su verdadera personalidad. Hay hasta un juicio de por medio para constatar si en verdad es o no es el verdadero Santa. Protagonizaron Maureen O’Hara, Edmund Gween, John Payne y una jovencísima Natalie Wood. En 1994, Les Mayfield hizo una nueva versión, bastante buena, con Elizabeth Perkins, Richard Attenborough, Mara Wilson, Dylan McDermott y J. T. Walsh.

El famoso “Cuento de Navidad” de Charles Dickens ha conocido incontables adaptaciones para el cine y la TV, algunas bastante pegadas al relato original, otras en versión animada, musical o con efectos especiales; unas emotivas en verdad, otras más emparentadas con la comedia, y hasta un western. La más lograda versión sobre el gruñón Sr.Scrooge y los fantasmas que lo visitan para hacerle cambiar su vida en Navidad es la de 1951, realizada por Brian Desmond Hurst, con Alastair Sim, Jack Warner, Kathleen Harrison y Michael Hordern.

Sin embargo, este clásico personaje ha sido encarnado también eficazmente por George C. Scott, Edward Asner, Michael Caine, Patrick Stewart, Jack Palance, Tim Curry, Jim Carrey, Simon Callow, James Earl Jones, Buddy Hackett, James Whitmore, Jack Elam, Art Carney, Basil Rathbone, Fredric March, Hugh Griffith, Reginald Owen, Ralph Richardson y John Carradine, entre otros.

El musical “Navidades Blancas” con Bing Crosby y Danny Kaye, el film animado “Pesadilla antes de Navidad” en la que el representante de Halloween decide raptar a Santa Claus para dar alegría a su comunidad (producida por Tim Burton), la extraña fábula de “El Grinch” con Jim Carrey, los pequeños “Gremlins” que toman un pueblo en su primera entrega, y una gran ciudad en la segunda, el clásico “Mi Pobre Angelito” con Macauley Culkin, o el telefilm “La Ultima Navidad” con Loretta Young, Trevor Howard y Arthur Hill, son otros ejemplos de este tipo de cintas.

“Mujercitas” de Louisa May Alcott en todas sus adaptaciones, exalta la solidaridad en estas fechas, “Realmente Amor” nos cuenta una serie de historias entrelazadas en vísperas de la Nochebuena, “El Regalo Prometido” nos trae a Arnold Schwarzenegger como un padre que vive una odisea para conseguir un juguete para su hijo, y “Feliz Navidad” (Confraternidad) es un drama bélico imperdible, que relata una historia real: Durante la I Guerra Mundial, una Nochebuena, los soldados de las trincheras alemanas, británicas y francesas se reúnen para compartir unos brindis, enseñarse las fotos de sus familias, y escuchar una misa conjunta en pleno frente, mientras que en los escritorios de sus Ministros de Guerra cunde la rabia y el desconcierto. Conmovedora de principio a fin.

Dos extraños se conocen fortuitamente cuando compran regalos en un almacén para sus respectivas parejas. Pero el espíritu navideño ya marcó sus destinos. Esa es la teoría de “Serendipity” con John Cusack y Kate Beckinsale. “El Expreso Polar” es una increíble aventura animada, “Santa Claúsula”, con Tim Allen, es una bastante potable comedia, también clásica por estas fiestas, en “Jack Frost” Michael Keaton se convierte en un muñeco de nieve ,y “Duro de Matar” nos presenta a Bruce Willis como un policía que debe rescatar a los rehenes de un grupo terrorista dentro de un edificio en plena Navidad.

Pese a que todos estos filmes tienen un mensaje positivo y ecuménico, el consumismo ha opacado la celebración cristiana. Papa Noel es más importante que los Reyes Magos o que el propio Jesús en un pesebre. Esta hipocresía es examinada notablemente en “Plácido” del español Luis García Berlanga, una obra maestra entrañable. Y “La Natividad” (2006) de Catherine Hardwicke, es para el gusto de quien esto escribe, la mejor cinta hecha hasta el momento sobre la llegada de María y José a Belén para traer al mundo al Mesías.


Escrito por

jaramos

Periodista y Webmaster Gerente de EVERYTHING NETWORK GROUP Director de los Blogs "Los Puntos sobre las Jotas", "Comunicando" y "NoJodas.pe".


Publicado en

Los Puntos sobre las Jotas

Tema de cine, políticos, de entretenimiento y discusión. Opiniones muy personales con deseos de ser compartidas y debatidas con respeto